Los problemas de atención e hiperactividad son de los asuntos en la infancia-adolescencia que más repercusión causa en las familias. La convivencia con un niño o adolescente con TDAH no suele ser fácil, afecta a toda la familia y es fundamental para su abordaje entender cómo piensa y siente un niño con TDAH. Su problemática, sea cual sea, no se da en vacío, sino en su contexto familiar. Esto es en todos sus miembros, ya que éstos interactúan entre sí, se relacionan, se influyen mutuamente y, por tanto, se ven también afectados. De ahí la importancia de la psicoeducación en la familia; los padres necesitan ser acompañados para a su vez acompañar al niño o adolescente que se ve afectado.

El funcionamiento del sistema familiar ejerce una influencia directa en la mejora del TDAH, en su evolución y resultados. Es aquí donde el coaching se convierte en un poderosa herramienta educativa con la que encauzar los esfuerzos y poner mayor comprensión a lo que ocurre.fhs2
El TDAH Coaching es un entrenamiento para los padres que les permite saber qué le pasa a su hijo; mejorar su conocimiento sobre el déficit de atención y /o hiperactividad; qué características tiene y qué se puede hacer desde el ámbito familiar. Este espacio de coaching permite a los padres hablar de sus propias emociones (desconcierto, enfado, culpa, negación, frustración, ansiedad, desesperanza, rabia, miedo, rechazo, cansancio, etc) y también de los miedos que van a aparecer.

El coaching es una herramienta para el cambio y la transformación y por su metodología nos permite un aprendizaje en acción. Es muy eficaz para detectar qué está pasando, qué conductas y hábitos en el contexto familiar están impidiendo conseguir los resultados que se desean y marcar objetivos y metas concretos. Otra de los beneficios de aplicar coaching en este asunto es que facilita a los padres poner en práctica los aprendizajes adquiridos en las sesiones en su propio entorno y tener un feedback y seguimiento de los resultados que permita introducir cambios y nuevas estrategias.

En el proceso de TDAH Coaching los padres pueden dotarse de nuevos recursos y herramientas para tener una comunicación más asertiva. Un espacio, en definitiva, de aprendizaje y de reflexión que ayudará a poner mayor comprensión a lo que ocurre, saber qué beneficia y qué empeora el desarrollo del niño, cómo motivarle en su aprendizaje, cómo fomentar sus habilidades sociales y también detectar aquello que obstaculiza en la relación.

Isabel García Portero
Life Coach y terapeuta Gestalt
fhs1
Programa RHEED
 (Rehabilitación Hemisférica Dirigida)